Una biografía de Walter Lippmann
Ronald Steel
Cuadernos de Langre, 2007
672 páginas

Es la larga y minuciosa historia de un opinador de éxito, el opinador de más éxito del siglo XX. Él propio Lippmann dice que un periodista “no es una institución pública ni un núcleo de influencia y liderazgo; es un reportero y comentarista que expone ante sus lectores sus hallazgos acerca de asuntos que ha estudiado y que no va más allá. No puede abarcar el universo, y si empieza a pensar que ha sido llamado para cumplir esa misión universal (…) pronto acabará diciendo cada vez menos sobre cada vez más cosas hasta que al final hablará de todo sin decir nada” (pag. 411) Con esto retrata lo que él mismo había estado haciendo desde que se incorporó al periodismo. Lippman es un hombre que después de hacer todo lo posible para que Estados Unidos entre en al Primera Guerra Mundial se encarga con todas sus fuerzas de librarse del reclutamiento para combatir en una batalla real.el periodista y el poder walter lippmann

Yo no sabría si decir si Walter Lippmann es un periodista. Como otros personajes del mundo de la prensa, cocinó candidatos para presidente, participó en campañas, escribió discursos, se entrevistas…Es muy difícil distinguir entre la realidad que el retrataba y la realidad que él, sus amigos y círculo de influencia creaban. Hacía política desde el periodismo y desde los salones.

Quizá el mejor resumen de lo que es un columnista lo hizo “Quien haya llegado tan alto como para que se le encargue la redacción de una columna fija, o bien no necesita ningún consejo, o bien tiene ( o pronto llegará a tener ) un ego que le impedirá aceptar consejos… “ (Bob Casidy)

Puede que Lippmann aprendiese y dejase la lección escrita. “porque ya no me encuentre cerca del trono del príncipe ni me encuentre cómodo en su Corte. Mi larga experiencia en el periodismo me convenció, hace ya muchos presidentes, de que debe existir una cámara de aire entre un periodista y el jefe del Estado. Habría que esculpir esta frase en el National Press Club: ‘Desconfiad del príncipe’. Son poquísimos los príncipes que saben encajar la más mínima crítica y son pocos los que toleran que se les deje de adular” (Pag 609) (conferencia en 1966).

El libro es una minuciosa biografía de Lippman y junto con él se descubre la historia política desde 1917 a 1970. Lippmann analizó los grandes acontecimientos del siglo XX y junto a él se pueden recorrer y conocer mucha profundidad.

No espere un libro sobre periodismo o comunicación pública. El título es suficientemente expresivo, Walter Lippmann se ocupó sobre todo de influir en el poder. Sus lectores, los medios, la profesión de la información no es el tema de este volumen. La personalidad o estructura de los periódicos en los que Lippman intervino. El tema del periodismo es secundario para el autor. Quizá lo fuese también para Lippmann, que no obstante, es el autor de Opinión Pública y un gran teórico de la información que no estuvo en ninguna Guerra realmente.

, , , ,

José J. Sánchez Aranda
Eunsa, 2002
236 páginas

Portada Libro Pulitzer Este libro, obra del importante historiador de prensa, Sánchez Aranda, intenta transmitir cómo Pulitzer no fue sólo destacable por sus noticias sino por su intento de convertir a los medios de comunicación en un servicio público. Esta es la razón por la que yo recomiendo este libro. Ahora que se cree que los medios o las webs pueden ser meros negocios o instrumentos políticos sin aspirar a servir a la sociedad y mejorar la vida de las personas, quizá sea especialmente recomendable este libro. El autor es un enamorado de Pulitzer, eso se nota desde la primera página. Pero también muchos periodistas de cualquier medio o web de hoy lo estarían de un hombre que trataba de hacerse con los mejores profesionales; pagaba bien; respetaba la profesión; comenzó las campañas a favor de fines comunes como traer la Estatua de la Libertad. Es Pulitzer fue uno de los impulsores de los estudios universitarios de periodismo y también de la guerra de Cuba.

En este libro se aprende de lo que ahora se llaman contenidos. No entra muy en detalle en la parte técnica de producción de periódicos o elaboración de noticias, pero sí la de Hearst y la de algunos otros grandes personajes de la época que marcaron el mundo de la información. Yo no estoy de acuerdo con el autor en llamar aciertos tácticos a decir mentiras para provocar una guerra. Jimmy Breslin afirmaba que Pulitzer falsificaba hasta los mapas del tiempo.

Pulitzer según el libro, inventó el periodismo amarillo. Pero lo hizó para servir a un abánico más amplio de la sociedad. Quisó abrir la prensa a más gente.

·Aquí está la opinión del libro sobre Pulitzer según José María Sánchez Galera en Aceprensa

Capítulos Principales
Una carrera militar frustrada – El hallazgo de un nueva fórmula periodistica – El forastero que se instaló en New York (si) -Triunfo y problemas -Una auténtica guerra periódistica – Contra todo presidente – Un momento decisivo – El legado de un gran periodisto

, , ,

Carlos Salas
Áltera, 2007
279 páginas

El título es bastante engañoso: Carlos Salas escribe mucho mejor que la gran mayoría de los periodistase. Se me ocurren pocos que compitan con él. Si uno aplicase todo lo que dice el libro, escribiría mucho mejor que la media de los periodistas y novelistas españoles. Es más, podría ser un productor de lo que se llama “contenidos” bastante más que decente. Yo creo que es un libro muy aconsejable para un webmasters por los temas que toca. Al principio y al final, sobre el estilo del castellano. No es normativo. Analiza muchos temas concretos de la redacción, de la narración y del debate de ideas que son fundamentales cuando se va a elaborar un texto o expresar una idea.

Entre pan y pan y con escusa del idioma hay unas explicaciones y metáforas buenísimas sobre lo que pasa en el mundo de los informadores. Son explicaciones o modelos tremendamente originales, por ejemplo, de cómo por la mañana, en un periódico todo son errores, y por la noche esos errores se tienen que reducir al mínimo. El New York Times dice que comete 3.500 errores al año, Carlos Salas no se lo cree.

Carlos Salas, además, enseña como escribir sacando lo plástico, escribiendo metáforas y no compitiendo contra el cine sino imitándolo. Trae a colación un libro fantástico de Linda Seger que sáe títula : Cómo convertir un guión bueno en uno excelente. Yo creo que uno de los secretos de Salas es que es un gran lector. El libro está ” repleto de citas. El autor usa un vocabulario ríquisimo. Yo no usaría un par de giros que el emplea: “dar continuación” en vez de continuar. Lo hace sólo un par de veces. Yo diría que en todo el libro no hay ni una sola palabra incorrecta. Eso es muy difícil que pase en 2010 en España.

Tampoco estoy de acuerdo con su teoría sobre qué es y qué no es noticia. Por lo menos, no la llevaría a rajatabla. Para Carlos Salas, noticia es que un señor “muerda a un perro”. “los periodistas inofrman de lo que no pasa y no de lo que pasa”. El problema que tiene eso es que en España acaban dando lecciones de moral Mario Conde y opinando sobre el futuro de la economía capitalista a Guti. Tengo mucho respeto por todos estas personas. Los periodiscos y telediarios se llenan de hechos sorprendentes que dejan de sorprender. Desde 1906 el arte se protpuso provocar. En 2010 es imposible que nada llame la atención.

Yo tampoco seguiría su método para hacer entrevistas. Lo que a mí me ha dado mejor resultado, siempre que se tiene tiempo, es intentar tener una conversación. Llega un momento en que el entrevistado pierde el miedo. Llega un momento es que se puede enseñar una grabadora. Es una lata ir con grabadora. Pero hay entrevistas que es necesario grabar. Si el entrevistado se siente cómodo hablará. Si no, no dirá nada. Es más, si te pones de su parte, dirá lo que tú quieras. Lo que afirma Salas sobre las ruedas de prensa es muy esclarecedor

El libro tan estupendo acaba con una lista de libros recomendados que muy útil para quien quiera ejercer como periodista

Capitulos principales
Lo importante es que te lean – Cómo convertir las palabras en imágenes – Titulares: así se vende una noticia – La primera puerta – Frases: ¿cortas o largas? – Encadenar párrafos: técnicas del guión de cine – Las claves del periodismo de precisión – Perfiles: fórmulas para dibujar la personalidad -Cómo escribir un buen análisis – Entrevistas: cómo vencer en un cara a cara – Búscate la vida – Las fuentes de la investigación – Kit de supervivencia – Cómo desarrollar el sentido de lo insólito – Fotógrafos: todo depende de un dedo – El conocimiento en estado puro: la guerra – La papelera, ese gran amigo – Manual para jefes – Esto no es una ONG – La verdad, esa cosa – La mejor profesión del mundo – Cien errores típicos y cómo evitarlos – Libros imprescindibles comentados

, , , , , , , , , , , , , ,

Gay Talese
Ediciones Grijalbo, 1968
397 páginas

El libro es una historia del New York Times. Trata desde sus comienzos hasta 1968. Es una lástima que Galese no haya escrito una continuación hasta nuestros días. Es una historia maravillosa. Se confunden metáfora, narraciones y epopeyas. La narración es interesante. Aunque no fuese un libro útil para webmasters, lo recomiendo a cualquiera. Gay Talese que mejor escribe. Pero lo consigue documentándose muy bien. No le falta un sólo dato. Luego pinta todas las metáforas. Los apartados de finanzas se los podría leer uno como pasatiempos. Es un libro muy ameno y lleno de un fino humor.

Realmente Gay Talese construye el libro alrededor de los personajes, va sumando las historias de las personas que hicieron grande a este gran periódico. A la vez, va remachando como era más poderoso que sus rivales porque tenía una plantilla más amplía. Desde luego, Talese tiene muy en cuenta el talento y el trabajo de los fundadores y primeros directores del diario. Talese conoce muy bien sus cualidades, su cuidado extremo por la precisión; su lucha contra todo sesgo político, a veces imposible y toda una serie de leciones que yo creo que pueden ser útiles para el que lleve un web.

Leyendo el libro se descubre cómo funciona un periódico. La visión de los distintos departamentos sobre cómo funcionan y cómo interactúan los distintos departamentos. Entre esos departamentos estén los de periodistas y cuenta como conviven los periodistas. Otro de los temas de los que tienen que aprender los webmaster es el de la connivencia con las fuentes. Siempre, el tema recurrente es la consecución de la ecuanimidad, corrección y estilo del periódico. Hay historias de independencia, historias de luchas, pero todo está lleno de una profunda humanidad

Una de las anécdotas que cuenta es cuando dejaron de enviarle entradas para los estrenos teatro de los hermanos Shubert, Ochs dijo que compraría el periódico las entradas. Al crítico, Woollcottle negaron la entrada a la siguiente obra de los Shubert. Entonces Ochs dejo de publicar críticas sobre esos hermanos y se negó a que se insertasen sus anuncios.

Es un libro agotado y me he permitido extraer algunas frases de Gay Talese

“Nuestra voluntad de confiar en quienes se hallan asociados con nosotros lleva consigo deberes correspondientes por parte de las personas en las que confíamos. Estas personas se ocupan de facilitar las noticias al público tienen mayores responsabilidad que los que se afanan en otras direcciones de la vida” (Cyrus Sulzberger, editor del New York Times

“por eso entre los trabajadores de la sala de composición se miraba con desprecio a los mecanismos electrónicos que hacían todo mejor que los hombres, salvo la huelga” (pag. 319)

(sobre Kauffman) “sin embargo, como suele suceder cuando uno se toma en serio, o quizá demasiado en serio, su trabajo pronto comenzó a crearse enemigos. Claro está que estos enemigos no se encontraban entre los espectadores, sino entre los empresarios, autores, actores y agentes teatrales de Broadway” (pag. 321 )

“Nadie sabía lo que era el cargo de ayudante del subdirector. Nadie y menos que nadie lo sabía el propio subdirector”

“Tal vez se pregunten ustedes qué hay que hacer para llegar a ser director general de un gran periódico. Permítanme que les cuente cuál ha sido mi método. Levantarme muy temprano, trabajar mucho y casarme con la hija del dueño. (Cyrus Sulzberger, The New York Times)

“Una de las razones que hace esto cierto es la de que, sentados se encuentran algunos de los hombres más inquisitivos del mundo reporteros y redactores habituados a observar una serie de detalles aparentemente insignificantes (…) Además, estos hombres disponen del tiempo necesario para ello, por cuanto el equipo de redacción es muy amplio y hay quienes se preocupan de los asuntos de los demás. Y otra de las razones estriba en que, casi todo lo interesante desde este punto de vista, ocurre bien en la sala de redacción propiamente dicha, bien en la oficina adjunta, en el despacho, incluido el propio Daniel en su camino al de Catledge …

, , , , ,

wordly-power-the-making-wall-street-journallEdward E. Scharff
(The making of the Wall Street Journal)
Edward E. Scharff

Uno de los problemas de fondo para todos los webmasters en 2009 es conseguir credibilidad. Si sus publicaciones no vienen de marcas del mundo físico o de medios de medios tradicionales, los webs tienen que ganarse la reputación a pulso. Internet es un mar de información dudosa. Pero hay instituciones que han conseguido distinguirse por la solidez de sus afirmaciones y su fiabilidad. Carlos Salas recomienda este libro para los que quieran ser periodistas.
Esto es lo que siempre ha diferenciado al Wall Street Journal de otros medios. El diario también ha construido una leyenda por su originalidad, imaginación, sentido común, personalidad y otras muchas virtudes. Los directores del periódico han nadado contracorriente. Sus periodistas no han hecho lo que hacían lo que hacían los demás redactores de otros medios de comunicación.

El diario ha mantenido una primera página muy sencilla que lo ha singularizado. Cuando salió lanzó su versión en Internet, desde el principio, en el periódico demostraron que Internet era un medio distinto del papel. Supieron aprovechar todas las posibilidades de la interactividad y la rapidez de la nueva tecnología. Con el nacimiento de los podcast, también han aprendido pronto que es un producto diferente de un papel leído por un narrador.

El libro de Scharff retrata cómo se el Wall Street Journal ha logrado este estatus. Todos los factores estaban en su contra tras la crisis de 1929. Ell día después del desastre de la bolsa, el periódico abrió con el titular en primera página“La bolsa baja, pero las acciones están fuertes”. Eso proporciona un índice del nivel de corrupción al que habían llegado los periodistas, que vivían de sus inversiones en valores. Usaban el periódico para calentarlos y beneficiarse de información confidencial. Algunos sólo se acordaron del sueldo que les proporcionaba el diario meses después de arruinarse en bolsa.
El periódico siguió falseando la realidad durante un tiempo hasta que cambió el timón. Tardó años en recuperar la credibilidad. Todo ello se consiguió con mucho esfuerzo y un montón de toques de ejemplaridad. Por ejemplo Phillips, un redactor jefe en aquel tiempo, era tan sobrio y tan insobornable que , que rechazaba todos los regalos, empezando por una cesta de frutas. El periódico fue el primero en publicar fotografías de prototipos de automóvil. Los fabricantes de automóviles y relaciones públicas de la industria siempre se habían opuesto a esa práctica. Eso es difícil de entender para los nuevos empresarios de los medios de comunicación quée están naciendo en Internet y que no distinguen publicidad de información.

En 1962, todos los periodistas escribían sobre cómo la Guardia Nacional protegía la entrada de un joven negro en una escuela en un pueblo del sur de Estados Unidos. La imagen era portada en todas las revistas. El Wall Street Journal se dedicó a publicar la indiferencia con que el resto del pueblo acogía ese acontecimiento.

El segundo secreto del Wall Street Journal ha sido la sencillez y el sentido común. Durante mucho tiempo, sólo contrataban a personas del Medio Oeste norteamericano. Personas sensatas. No querían divos.

Scharff destaca que han exitido episodios de corrupción en la institución. Pero se han resuelto. La historia acaba en los años 90. No cubre, por tanto, el éxito del Wall Street Journal en la era Internet. Es el medio de comunicación con más suscriptores de pago en el mundo. Estos superan los 800.000 en diciembre de 2009.

Existe una versión en castellano de este libro

Otras críticas del Libro con puntos de vista distintos al mío
·Worldly Power según Encyclopedia.com (tiene muchos banners)
·Thomas B. Rosenstiel de Los Angeles Times piensa esto

Una reseña de la historia del New York Times según Gay Talese está en El Poder y el Reino
Capítulos principales
El derecho a saber de los accionistas – Querido George – Bebido de posibilidades – La compañía del abuelo no está en venta – El show – Evitando el sabotaje – Inocentes en el extranjero – Realmente te puedes permitir trabajar aquí – Su pena privada – Boinas verdes – Wall Street bajo y sucio – En la pista de dentro – Me volví loco por esa curva – Tensión creativa

, , , , , ,