David Randall
Siglo, segunda edición, 2008
361 páginas

Es el mejor manual de periodismo que he leído. Es más, es una colección de consejos sobre cómo escribir investigaciones muy lograda. Las frases tienen una precisión tremenda y exquisita. Por todas partes resalta el interés por los lectores. A cualquier periodista, le puede costar unos cinco años adquirir esta experiencia. Después de leer este El Periodista Universal , la mitad de las noticas que vea en un telediario español le parecerán una chapuza.

La riqueza de las anécdotas con las que ilustra cada consejo es de biblioteca. A veces, estas anécdotas son de lo más pintoresco. Por ejemplo, el relato original del vuelo de los hermanos Wright publicado en 1903 en el Virginian-Pilot contenía 33 errores, según reconoció el mismo diario en 2003. Errores que han sido reproducidos en gran cantidad de ocasiones. Además, de anécdotas de errores garrafales, el libro está lleno de citas sarcásticas. “Los periodistas hacen preguntas tontas. Miran hacia el sol y te preguntan si está brillando” (Sonny Liston); “por lo visto, los periódicos no son capaces de distinguir un accidente de bicicleta del hundimiento de una civilización” (George Bernard Shaw). Junto a ello, recoge gazapos hilarantes: “Prófugo con una sola pierna huye a la carrera “ (The Australian) ; “Desaparece la mujer más delgada del año” (Daily Mail) ; ”Tras el asesinato de una mujer concluyó una fiesta” (Mooresville Tribune); “Algunos adolescentes muestran un aire desafiante” (Washington Post).

El Periodista Universal es muy detallado. No es un libro de teorías sino de consejos. Por ejemplo, llega a especificar qué tipo de libretas hay que usar para una entrevista. Dedica un apartado a explicar la mejores tacticas para buscar en Google. Otras páginas están dedicadas a las matemáticas y la estadística. No son los párrafos más divertidos y para un bachiller resultan de perogrullo, pero muchos periodistas harían bien en repasarlos.

Randall es un reportero y editor con mucha experiencia y conocimiento histórico. Previamente ha escrito el libro “Grandes Reporteros”. Quizá el mejor consejos de todos es que hay que tener cuidado con los redactores jefe. Las advertencias sobre Internet valen oro. Pero a la vez, es un autor con personalidad y desaconseja muchos de los clichés del periodismo. Reconoce muchos de los vicios de periódicos y revistas.

No es que los periódicos sean siempre unos miserables según Randall. Cuando aconseja rectificar, trae a colación el ejemplo del New York Times. En 1920 el rotativo ridiculizó a Robert Goddard por afirmar que los cohetes podían funcionar en el vacío. En 1969, en un ejercicio de documentación, de memoria y de modestia, el New York Times pidió perdón a sus lectores por sus afirmaciones sobre las tesis de Goddard. “El Periodista Universal” también es una buena historia de la prensa

Es un libro para gente que quiera hacer las cosas bien, para aquellos que, en palabras del autor para quien ha comprendido que la vida es mucho más divertida si se nos da bien hacer lo que hacemos” (Pag 344) Es original y tiene personalidad. Muchos llamarían a Randall perfeccionista. Pero aquí encontrará recetas, virtudes y aptitudes para elaborar textos o guiones más que decentes. No son recetas solamente. Requieren esfuerzo.

Aunque yo no estoy de acuerdo con Randall en que haya que ser una persona tan obsesiva o con tanto ego para ser periodista. Hay periodistas o creadores de contenidos que son personas normales. Los principios éticos en que se basa no son muy sólidos.

Capítulos Principales
Cómo debe ser un buen reportero – Las limitaciones del periodismo – Lo que es noticia – ¿De dónde proceden las buenas noticias? – La Investigación -Controlar las fuentes , que no sean ellas las que nos controlen – Las entrevistas – Información sobre cifras y estadísticas – El periodismo de investigación – La cobertura de sucesos importante – Errores, correciones y engaños – Ética – Escribir para los periódicos – Las entradillas – La construcción y la descripción – Cómo usar las citas – Diferentes formas de contar una historia – Los comentarios deliberados o involuntarios – Cómo ser un gran reportero – Lecturas para periodistas

, , ,

portada-periodismo-practico(Arcadi Espada)
Espasa Calpe, 2008
182 páginas

Cualquier webmaster  tiene un medio de comunicación.  Cualquier web tiene un público y maneja información. Yo le recomiendo leer este libro. Sobre todo, si vive en España.  Tiene unas letras grandes y se puede acabar en unas siete horas. Es una lectura perfecta para un autobús o para el metro.

El volumen  es una colección de matices a una sucesión de informaciones publicadas en periódicos de la Península, en su mayoría. El matiz es que los matices están escritos por un periodista excelente, honrado, con oficio  y  experiencia.  Muchas de estas puntualizaciones  son bastante inteligentes. Yo no estoy de acuerdo con algunas . Están escritas en forma de consejos ¿Qué hacer con…?

Arcadi Espada es un tipo que cree que hay cosas que son verdad y que otras son mentira. Un señor que cree que del choque de dos mentiras no sale una verdad sino el delirio.  Arcadi Espada no escribe como un periodista protagonista como  Albert Montagut en Fe de Errores.

En cualquier caso,  llega a los temas de fondo del periodismo, aunque sea de un modo desordenado: la verdad, la independencia, los lectores, los palabros,  las cifras que mienten… Los párrafos que les dedica a los blogs y “el periodismo en permanente estado de borrador” son gloriosos. Los temas salen al hilo de noticias publicadas realmente. Los comentarios los hace alguien que ha tenido que redactar titulares.

Aunque muchas de las críticas que hace parecen salidas de alguien que no parece entender cómo se cierra un periódico; cómo hay que llenar páginas; cómo hay que cuadrar titulares…

Hay frases que no se entienden y que no hubieran recibido el visto bueno de muchos redactores jefe y de un subdirector. El libro está muy enfocado a España. Las personas de otros países no entenderán a qué se refiere. Es una pena, pero la mayoría de los ejemplos están tomados de dos o tres periódicos españoles.

Es el libro de estilo de El País el que prohibe usar títulos de películas como titulares. No sé por qué no lo dice que se refiere a El País. Son los redactores de El País los primeros que se saltan esa norma.

Arcadi Espada va a recibir muchas críticas porque, a veces, no es muy políticamente correcto. Es la primera vez que se habla así sobre la violencia de género, sobre los blogs….El autor  lleva razón en la mayoría de sus matices, pero en Castellano, Dios se escribe con mayúscula (Ortografía de la Lengua Española  3.3.2. )

Capítulos Principales
Política
Economía
Tercera Cultura
Sociedad
Estilo
People
Obituarios
Citas

, , , , , , , , ,