Una referencia esencial para escritores online, editores y directores
Gerry Mcgovern, Rob Norton y Catherine Odowd
Pearson Education, 2002
246 páginas

Guía de estilo del contenido en InternetEncontrará este libro en todas las listas de los libros imprescindibles para un webmaster o para un editor online. Esas listas no le avisarán de dos carencias de la obra. Está escrita en el año 2002; con lo que pierde todo el nacimiento de la web social; y, sobre todo, gran parte del libro está dedicado a proporcionar consejos de estilo de redacción. Muchas de las advertencias y consejos que incluye sólo son útiles si se escribe en inglés. La difencia entre forward y forwards es bastante insignificante para la mayoría de los webmasters. No es muy importante para el redactor medio saber cuando usar less y cuando fewer si no se escibre en el idioma de Bill Gates. Muchos de los aspectos sobre puntuación y gramática son parecidos en varios idiomas, pero no son necesariamente iguales.

El libro también está atrasado en cuanto al conocimiento que transmite sobre los comportamientos de los usuarios. La mayoría de los consejos sobre usabilidad provienen del sentido común. Pero muchos de los progresos que se han hecho en este campo no se recogen.

Además de las recomendaciones sobre redacción, este libro contiene algunas nociones de diseño, comercio electrónico, navegadores, teléfonos móviles, marcado, programación … El libro no está dividido en capítulos. Hay que leerlo entero para encontrar la parte que a cada uno pueda interesarle. No hay que ser un experto en informática o en periodismo para leerlo. Precisamente, The Web content Style Guide está estructurado como un diccionario con definiciones de términos. Puede ser un buen libro para quien comience en Internet, pero es imposible que a alguien no le suenen manidos muchos términos. En 2011 (cuando se escribe ésta reseña) hay poca gente que no sepa la diferencia entre Intranet y extranet. A estas alturas, la mayoría de los ciudadanos de la Tierra sabe lo que es el ciberespacio.

No es un libro muy gráfico. Hay pocas ilustraciones y éstas son en blanco y negro.

Otra crítica sobre The Web Content Style Guide (en inglés)

, , ,

(La última fuente para escribir, editar y crear contenido para el mundo digital)
Chris Barr y los editores senior de Yahoo!
Yahoo! 2010
512 páginas

El libro es una especie de ensalada que trata de muchas cosas y es fruto de las propias contradicciones internas de Yahoo!. No intenta aclarar qué es Yahoo! ni para qué hace webs. Yahoo! no considera que deba hacer información para sus usuarios. No es un libro sobre marketing en buscadores; no es un libro sobre usabilidad especialmente bueno; no encontrará grandes trucos sobre experiencia de usuario. Trata un poco de muchos temas. Fundamentalmente, se refiere a aspectos formales de un web. No dedica ni una sola palabra a su propia credibilidad. Para Yahoo! “no eres nada sin una audiencia” (pag. 14). Pero da mucha importancia a ser políticamente correcto. Versa sobre textos escritos. Hay poca información sobre audio o vídeo.

Trata sobre el estilo literario, pero se echan de menos consejos para escribir con rigor. El libro es muy reiterativo; por ejemplo, se repite una y otra vez la idea de que hay que usar un lenguaje simple Se repite la idea y se repiten los ejemplos.

La guía de estilo de Yahoo! Es un texto muy largo porque tiene muchos ejemplos. Cada afirmación que se hace va acompañada de varios ejemplos de lo que hay que hacer y de lo que hay que evitar. Se tarda muchísimo en leer este libro. Es cierto que es un volumen que se puede navegar; se puede acceder desde cualquier capítulo y no hace falta leer lo anterior. Los capítulos dedicados a las normas básicas de la escritura los conoce cualquier persona acostumbrada a redactar. Para eso, es un libro más útil, Writing for the web.

Es muy interesante el capítulo que dedica a los motores de búsqueda. Pero yo recomiendo leer un libro especializado sobre el tema. Por ejemplo, “ SEO: optimización del posicionamiento en buscadores ”. También son interesantes para cualquiera que haga webs las páginas 419 y siguientes donde habla de las leyes norteamericanas sobre el copyright

En el capítulo que empieza en la página 430 habla de tener una lista de palabras. Eso puede no tener sentido en la lengua española. Hay idiomas en que el uso está normalizado. La Real Academia evita que generen los problemas que hay en inglés. Existen diccionarios elaborados por una academia que son el referente para la significación de las palabras. Aún así, en castellano hay medios que tienen su propio libro de estilo

Algunos Consejos Prácticos
·La gente decide sobre si permanecer en una página o no en 3 segundos según los estudios de eyetrack de Yahoo!

·No todos los usuarios empiezan a leer el web por la página principal o home

·Las listas son más legibles que las enunciaciones

-
Capítulos Principales
Escribir para la web – Identificar tu audiencia – Definir tu voz- Construir textos llamativos y claros – Escribir textos inclusivos – Hacer su sitio accesible – Escribir sitio de Interface Claro – Escribir correos electrónicos y newsletter que enganchen – Adaptar textos para aparatos móviles -Puntuación – Abrevia – Titulares consistentes – Un estilo consistente para los números – Acortar y fortalecer las frases – Evitar errores comunes en la elección de palabras, gramática y escritura – Prueba antes de publicar – Familiarizate con el código básico – Mejore su sitio para -motores de búsqueda – Entender las reglas básicas de la ley de EE. UU. sobre el contenido online – Mantenga una lista de palabras

, , , , ,

Retratos y encuentros (The Gay Talese Reader )
Gay Talese
Alfaguara, 2010
304 páginas

Retratos y Encuentros (Gay Talese)Gay Talese es un buen ejemplo de escritor. El libro no es una colección de recetas sino 14 reportajes con grandes cualidades: son muy precisos, están bien narrados y la documentación es una obra de arte. En la página 259, empieza a narrar su biografía y por qué empezó en el periodismo. Gay Talese dice que el periodismo empieza por la curiosidad. El autor del Retratos y Encuentros, redactor durante diez años del New York Times y autor de una decena de libros es una de las personas a las que Tom Wolfe atribuye la creación del nuevo periodismo.

El italo-norteamericano es un redactor sumamente exacto y ameno. Une frases cortas poco a poco como la costura de un traje. Pero yo creo que su principal virtud es la recolección de información. Gay Talese tiene ojo para ver una historia apasionante detrás de los gatos vagabundos que se encontraba por la calle, pero nadie como él le contará qué motes tenía Frank Sinatra cuando fue al colegio. El mote era “Pantalonudo O’brien”. La historia de los gatos es interesante pero usted sabrá exactamente cuántos gatos hay en Nueva York, cuántos ascensoristas trabajan en sus portales, cuántas multas sufren al año sus conductores. Es una literatura de la realidad hecha obra de arte. Es bastante sorprendente que retrate a sus periodistas como bohemios desocupados sólo interrumpidos por las fiesas cuando él es tan meticuloso y exhaustivo.

Pinta a estrellas y famosos en su faceta de no famosos. Aunque es sumamente cuidadoso con los personajes a los que retrata: Frank Sinatra, Peter O’toole, Joe Louis o Muhammad Alí. Los mira con unos ojos curiosos pero sin maldad.

Gay Talese dice que no es bueno usar una grabadora en las entrevistas. Yo también creo que asustan al entrevistado.Escribe frases cortas con sujeto verbo y predicado. No hay equívocos. No hay suposiciones.

Capítulos Principales

Nueva York, ciudad de cosas inadvertidas -Frank Sinatra está resfriado – El perdedor – La temporada silenciosa de un héroe – Peter O’Tole en el viejo terruño – Voguelandia – Buscando a Hemingway – Joe Louis: el rey en su madurez – Don malas noticias – Alí en La Habana – Los sastres valientes de Maida – Orígenes de un escritor de no ficción – Cuando tenía veinticinco -Paseando mi cigarro

, , , ,

Carlos Salas
Áltera, 2007
279 páginas

El título es bastante engañoso: Carlos Salas escribe mucho mejor que la gran mayoría de los periodistase. Se me ocurren pocos que compitan con él. Si uno aplicase todo lo que dice el libro, escribiría mucho mejor que la media de los periodistas y novelistas españoles. Es más, podría ser un productor de lo que se llama “contenidos” bastante más que decente. Yo creo que es un libro muy aconsejable para un webmasters por los temas que toca. Al principio y al final, sobre el estilo del castellano. No es normativo. Analiza muchos temas concretos de la redacción, de la narración y del debate de ideas que son fundamentales cuando se va a elaborar un texto o expresar una idea.

Entre pan y pan y con escusa del idioma hay unas explicaciones y metáforas buenísimas sobre lo que pasa en el mundo de los informadores. Son explicaciones o modelos tremendamente originales, por ejemplo, de cómo por la mañana, en un periódico todo son errores, y por la noche esos errores se tienen que reducir al mínimo. El New York Times dice que comete 3.500 errores al año, Carlos Salas no se lo cree.

Carlos Salas, además, enseña como escribir sacando lo plástico, escribiendo metáforas y no compitiendo contra el cine sino imitándolo. Trae a colación un libro fantástico de Linda Seger que sáe títula : Cómo convertir un guión bueno en uno excelente. Yo creo que uno de los secretos de Salas es que es un gran lector. El libro está ” repleto de citas. El autor usa un vocabulario ríquisimo. Yo no usaría un par de giros que el emplea: “dar continuación” en vez de continuar. Lo hace sólo un par de veces. Yo diría que en todo el libro no hay ni una sola palabra incorrecta. Eso es muy difícil que pase en 2010 en España.

Tampoco estoy de acuerdo con su teoría sobre qué es y qué no es noticia. Por lo menos, no la llevaría a rajatabla. Para Carlos Salas, noticia es que un señor “muerda a un perro”. “los periodistas inofrman de lo que no pasa y no de lo que pasa”. El problema que tiene eso es que en España acaban dando lecciones de moral Mario Conde y opinando sobre el futuro de la economía capitalista a Guti. Tengo mucho respeto por todos estas personas. Los periodiscos y telediarios se llenan de hechos sorprendentes que dejan de sorprender. Desde 1906 el arte se protpuso provocar. En 2010 es imposible que nada llame la atención.

Yo tampoco seguiría su método para hacer entrevistas. Lo que a mí me ha dado mejor resultado, siempre que se tiene tiempo, es intentar tener una conversación. Llega un momento en que el entrevistado pierde el miedo. Llega un momento es que se puede enseñar una grabadora. Es una lata ir con grabadora. Pero hay entrevistas que es necesario grabar. Si el entrevistado se siente cómodo hablará. Si no, no dirá nada. Es más, si te pones de su parte, dirá lo que tú quieras. Lo que afirma Salas sobre las ruedas de prensa es muy esclarecedor

El libro tan estupendo acaba con una lista de libros recomendados que muy útil para quien quiera ejercer como periodista

Capitulos principales
Lo importante es que te lean – Cómo convertir las palabras en imágenes – Titulares: así se vende una noticia – La primera puerta – Frases: ¿cortas o largas? – Encadenar párrafos: técnicas del guión de cine – Las claves del periodismo de precisión – Perfiles: fórmulas para dibujar la personalidad -Cómo escribir un buen análisis – Entrevistas: cómo vencer en un cara a cara – Búscate la vida – Las fuentes de la investigación – Kit de supervivencia – Cómo desarrollar el sentido de lo insólito – Fotógrafos: todo depende de un dedo – El conocimiento en estado puro: la guerra – La papelera, ese gran amigo – Manual para jefes – Esto no es una ONG – La verdad, esa cosa – La mejor profesión del mundo – Cien errores típicos y cómo evitarlos – Libros imprescindibles comentados

, , , , , , , , , , , , , ,

Gay Talese
Ediciones Grijalbo, 1968
397 páginas

El libro es una historia del New York Times. Trata desde sus comienzos hasta 1968. Es una lástima que Galese no haya escrito una continuación hasta nuestros días. Es una historia maravillosa. Se confunden metáfora, narraciones y epopeyas. La narración es interesante. Aunque no fuese un libro útil para webmasters, lo recomiendo a cualquiera. Gay Talese que mejor escribe. Pero lo consigue documentándose muy bien. No le falta un sólo dato. Luego pinta todas las metáforas. Los apartados de finanzas se los podría leer uno como pasatiempos. Es un libro muy ameno y lleno de un fino humor.

Realmente Gay Talese construye el libro alrededor de los personajes, va sumando las historias de las personas que hicieron grande a este gran periódico. A la vez, va remachando como era más poderoso que sus rivales porque tenía una plantilla más amplía. Desde luego, Talese tiene muy en cuenta el talento y el trabajo de los fundadores y primeros directores del diario. Talese conoce muy bien sus cualidades, su cuidado extremo por la precisión; su lucha contra todo sesgo político, a veces imposible y toda una serie de leciones que yo creo que pueden ser útiles para el que lleve un web.

Leyendo el libro se descubre cómo funciona un periódico. La visión de los distintos departamentos sobre cómo funcionan y cómo interactúan los distintos departamentos. Entre esos departamentos estén los de periodistas y cuenta como conviven los periodistas. Otro de los temas de los que tienen que aprender los webmaster es el de la connivencia con las fuentes. Siempre, el tema recurrente es la consecución de la ecuanimidad, corrección y estilo del periódico. Hay historias de independencia, historias de luchas, pero todo está lleno de una profunda humanidad

Una de las anécdotas que cuenta es cuando dejaron de enviarle entradas para los estrenos teatro de los hermanos Shubert, Ochs dijo que compraría el periódico las entradas. Al crítico, Woollcottle negaron la entrada a la siguiente obra de los Shubert. Entonces Ochs dejo de publicar críticas sobre esos hermanos y se negó a que se insertasen sus anuncios.

Es un libro agotado y me he permitido extraer algunas frases de Gay Talese

“Nuestra voluntad de confiar en quienes se hallan asociados con nosotros lleva consigo deberes correspondientes por parte de las personas en las que confíamos. Estas personas se ocupan de facilitar las noticias al público tienen mayores responsabilidad que los que se afanan en otras direcciones de la vida” (Cyrus Sulzberger, editor del New York Times

“por eso entre los trabajadores de la sala de composición se miraba con desprecio a los mecanismos electrónicos que hacían todo mejor que los hombres, salvo la huelga” (pag. 319)

(sobre Kauffman) “sin embargo, como suele suceder cuando uno se toma en serio, o quizá demasiado en serio, su trabajo pronto comenzó a crearse enemigos. Claro está que estos enemigos no se encontraban entre los espectadores, sino entre los empresarios, autores, actores y agentes teatrales de Broadway” (pag. 321 )

“Nadie sabía lo que era el cargo de ayudante del subdirector. Nadie y menos que nadie lo sabía el propio subdirector”

“Tal vez se pregunten ustedes qué hay que hacer para llegar a ser director general de un gran periódico. Permítanme que les cuente cuál ha sido mi método. Levantarme muy temprano, trabajar mucho y casarme con la hija del dueño. (Cyrus Sulzberger, The New York Times)

“Una de las razones que hace esto cierto es la de que, sentados se encuentran algunos de los hombres más inquisitivos del mundo reporteros y redactores habituados a observar una serie de detalles aparentemente insignificantes (…) Además, estos hombres disponen del tiempo necesario para ello, por cuanto el equipo de redacción es muy amplio y hay quienes se preocupan de los asuntos de los demás. Y otra de las razones estriba en que, casi todo lo interesante desde este punto de vista, ocurre bien en la sala de redacción propiamente dicha, bien en la oficina adjunta, en el despacho, incluido el propio Daniel en su camino al de Catledge …

, , , , ,